jump to navigation

Emprendimiento: Alejandra Ayres de Agrícola Don Clemente agosto 2, 2009

Posted by periodismoweb in Economía.
trackback

Imagen1

La historia de Alejandra Ayres se asemeja a la de miles de mujeres chilenas que acomodan sus jornadas de trabajo para compatibilizarlas con su rol de madre.

Desde muy joven de  dedicó a las labores del campo en la viña de su familia, en Linderos. Cuando ingresó a la Universidad su opción por agronomía no tomó a nadie por sorpresa, su vinculación a las labores de la viña se intesificó, sus áreas de trabajo iban desde la plantación de las parras,  surpervisar la poda, la socecha, la elaboración y el embotellado de los vinos, pasando por el diseño y la confección de etiquetas. Por eso no era raro verla a medianoche en el Puertode San Antonio, con un celular en la mano supervisando los embarques del vino a los mercados internacionales. Se levantaba de madrugada y se acostaba a la medianoche.                                                                    

Pero el amor le llegó de improviso y sin avisar, un buen día se casó y desde luego quiso tener hijos. Pero no tenía tiempo para dedicarle a su familia y lo que ella quería era educar a sus hijos, atenderlos, preocuparse de sus alimentos y de sus estudios. ¿Qué hacer?

Alentada por su madre decidió explorar un área de negocios no explotada por la industria a grícola, “mis amigas al momento de cocinar: no encontraban hierbas frescas en los supermercados, como la ciboulette, o algo tan simple como menta para hacer una salsa. A veces querían tomar una infusión que no fuera envasada  , pero no tenían otra alternativa”, señala Alejandra Ayres..

De esa forma surgió Agrícola Don Clemente.”Pusimos todos los huevos en una canasta, mis ahorros personales y los de mi marido”, cuenta Alejandra que su familia le cedió un espacio de tierra donde costruyeron un invernadero y se pusieron a recolectar entre sus amistades, conocidos  y mujeres que ttrabajaban en la viña, todas las hierbas que se dan en la zona.

“Empezamos con 15 millones de pesos para equiparlo, comprar maceteros y envases. Gastamos 10 millones en hacer un pozo, porque queríamos regar las plantas con agua limpia. Contando todos los gastos, bordeamos los 60 millones. Por supuesto, no éramos sujetos de crédito aún”.

Cuando comenzaron a crecer las primeras plantas , las envasaron y junto a su mariodo Cristián Altamirano, fueron a una cadena de supermercados a ofrecer sus productos  Mi jardín secreto. “Nos destrozaron el producto, nos dijeron que nadie lo iba a comprar, que era una idea fracasada, que eso en Chile no se practicaba. Desalentada lloré una semana seguida, después comencé de nuevo”.

Hoy los productos Mi jardín secreto producidados por Agrícola Don Clemente  son distribuídos por otra cadena de supermercados y se comercializan en todo Chile.

“Hubo mucha gente que no entendió el proyecto, que decía que no iba a resultar porque en Chile no había cultura para esto. Muchas veces hubo que trabajar de sol a sol armando envases, imprimiendo etiquetas. Sin nuestra gente no habríamos podido salir adelante. Mi hijo Clemente me dice estamos todos pechugones, mamá. Seguro que no entiende qué significa, pero se lo ha escuchado decir a mis trabajadores”.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: